Los seguros que deberías tener
11 Octubre - 2016
Volver atrás
Los seguros que deberías tener

Estar asegurado tiene que estar entre tus prioridades. Los seguros constituyen tu protección ante los imprevistos que te pueda presentar la vida. A continuación, te detallamos cuáles son los seguros que deberías tener desde joven.

• Seguro médico
En algún momento necesitarás atención médica y esto podría afectar tu economía por los altos costos que podría significar si no estás asegurado. Un seguro médico cubre total o parcialmente tus gastos de asistencia médica, en caso de enfermedad, consultas, hospitalización, operaciones y medicamentos.

Los expertos del área dicen que lo ideal es que a partir de los 23 años se contrate un seguro médico, mientras más edad tiene la persona, más dificultades se le presentan para ser aceptada por las aseguradoras. Lo anterior se debe a que una persona mayor resulta más propensa a las enfermedades y esto no le conviene a la sustentabilidad de las entidades que ofertan seguros médicos.

• Seguro de vida
Cubre el riesgo de muerte o incapacidad física de una persona. Si bien es cierto que no hay que irse a los extremos, hay que prevenir para luego no lamentar. Debido al ritmo tan acelerado que vivimos los riesgos a los que estás expuesto se multiplican. Un seguro de vida te brinda la posibilidad de amparo en caso de que sufras un accidente, quedes incapacitado o desees planear tu retiro.

• Seguro de auto
Este seguro es una necesidad para cualquier persona que conduce un auto. Puedes adquirir una cobertura básica que abarque los costos potenciales en torno a un accidente. Si no tienes seguro y te ves involucrado en un accidente donde resulten lesionadas una o varias personas, lo más probable es que quedes en una deuda interminable para ti y los familiares que deseen ayudarte. Así que piensa muy bien antes de privarte de tenerlo.

Es bueno que tomes en cuenta que el costo de cada uno de los seguros que tengas va a depender de las coberturas que deseas adquirir. Lo importante siempre será que cuentes al menos con una cobertura básica con la que puedas protegerte.

Compartir en: