¡Dinero extra! ¿gastar o ahorrar?
23 Agosto - 2016
Volver atrás
Cinco aspectos que todo principiante de las compras por Internet debe saber

Nada se siente mejor que recibir dinero extra, especialmente cuando ni lo imaginábamos ni lo pensamos. Es como si viniera directamente desde el cielo, como una especie de regalo divino.

Pero luego de que llega está el dilema… ¿lo gasto o lo ahorro? ¡Una decisión complicada!, porque casi siempre hay un gusto pendiente por darse o alguna compra que siempre aparece. Ahí es que, la frase “la vida es una y hay que disfrutarla” se convierte en nuestra excusa perfecta para gastar.

Sin embargo, la mayor parte del tiempo, cuando caemos en cuenta de que ese dinero extra desapareció como la pólvora, comienzan los remordimientos. De repente, aparecen mil opciones mejores en las que pudiste haber invertido esa cantidad y 500 problemas que pudiste solucionar.

Por eso, hoy te proponemos pensar en que ese adicional puede ser un ahorro para corto, mediano o largo plazo; en varios escenarios:

-Ahorrar toda la cantidad: si en lo que puedes gastarlo en realidad no vale totalmente la pena, espera aprovechar para cuando se te presente ese momento en que en serio lo necesitarás.

-Ahorrar un porcentaje: lo que te quede tras darte un gusto, pagar las facturas, comida o demás gastos fijos de tú día a día. Puede ser un 75%, un 50% o un 20%, pues lo importante es destinar fondos para tus acciones futuras.

Ahora bien, ¿cuál es verdadera importancia de que elijas ahorrar en vez de gastar? Definitivamente, es el tiempo con el que cuentas ahora y que no tendrás siendo adulto. Imagina que tienes 21 años y comienzas desde hoy a ahorrar RD$500 pesos por semana, al cabo de tres meses tendrás alrededor de 6 mil pesos, piensa en la suma que tendrás cuando tengas apenas los 22 años si tu ahorro es constante y destinas de vez en cuando más de RD$500 pesos por semana. Además, siendo joven tus responsabilidades son menos, por tanto tendrás la oportunidad de destinar una cantidad de dinero más grande a la que podrás ahorrar cuando tengas que pagar por ejemplo: una casa, el servicio del agua o la luz.

Al final siempre que optes por ahorrar podrás disfrutar del dinero extra al doble, porque sabrás que lo utilizaste de la forma correcta.

Compartir en: