Tres maneras de obligarte a ahorrar
13 Julio - 2016
Volver atrás
Tres maneras de obligarte a ahorrar

Algunas personas se conocen lo suficientemente bien para saber que ahorrar es una misión imposible en su vida. No obstante, saben que deben hacerlo. Por eso, aquí algunas ideas para ahorrar dinero sin que suponga un sacrificio.

Esto porque ya dice un refrán que “un centavo guardado es un centavo ganado”, pero lo difícil es cómo logramos guardar ese centavo. Afortunadamente, existen algunos consejos que te pueden guiar en esta misión:

1) Obtén una cuenta solo para el ahorro:

En caso de que trabajes y tengas una libreta de nómina, te sugerimos obtener otra que destinarás solamente para tus ahorros. En ese sentido, puedes investigar una que te de beneficios paralelos. Por ejemplo, la Cuenta Digital Popular que, entendiendo que eres joven, no te cobra comisiones al manejar todas las transacciones a través de nuestra Red Móvil Popular (Internet Banking, Móvil Banking, Telebanco y tPago), lo que supone un doble ahorro.

Para esta cuenta puedes asignar un porcentaje de tu sueldo o mesada, con la idea de que sea solo para el ahorro y así no sientas la tentación de echar mano al dinero que acumules.

2) Empieza a automatizar

Cuando hablamos de “automatizar” es haciendo referencia a la herramienta de depósito directo. Es una forma de asignar a que el dinero que te entre a una cuenta, automáticamente se deposite a otra, lo que ayuda a que ahorres casi sin notarlo. Por ejemplo, si ya trabajas, puedes hacer que de tu cuenta de nómina se haga un depósito directo a esa cuenta que sacaste solo para ahorros. Esto lo puedes hacer ya sea por la plataforma de Internet o dirigiéndote al banco.

Incluso, hay productos que te pueden ayudar a estandarizar mucho más esos ahorros: la Cuenta Planner Joven Popular, por ejemplo. Con esta herramienta eres tú quien establece el monto, el plazo y la frecuencia de tus transferencias para incrementar tus ahorros y hasta eliges la periodicidad (semanal, quincenal o mensual). En caso de que no trabajes, entonces pídeles a tus padres que el dinero de tu mesada te lo depositen en tu cuenta y luego de ahí, tu podrás automatizarlo.

Conoce la Cuenta Digital Joven, una cuenta libre y sin comisiones.

Así no tendrás excusas de decir que no has podido ir al banco a depositar tus ahorros y eliminarás la posibilidad de gastar el dinero, porque este no tiene por qué pasar por tus manos.

3) Echa todo tu menudo en una alcancía

Esta sí que es una manera perfecta de ahorrar dinero ya sea para darte un gusto, comprar regalos en Navidad o cumpleaños. Pues, todo ese menudo que cargas en la cartera o bolsillos, al llegar a casa lo vas echando en una alcancía, sin prisa. Cuando la llenes ¡te puedes sorprender de la cantidad! Muchas personas que han aplicado este truco luego deciden, en vez de gastar este dinero, ponerlo en su cuenta de ahorro.

Compartir en: