Estoy preparado para los angelitos navideños
10 noviembre - 2016
Volver atrás
Estoy preparado para los angelitos navideños

Los angelitos o intercambios secretos de regalos no pueden faltar en Navidad. Siempre habrá alguien en tu círculo social al que se le ocurra esta idea, ya sea en el trabajo, en la universidad, en tu grupo de amigos del colegio o en tu familia.

Si bien es cierto, que se trata de una costumbre que involucra muchos sentimientos también requiere de una parte importante de tu presupuesto. Por eso, te damos una pequeña guía para que puedas sobrevivir a los angelitos navideños sin poner en riesgo tus finanzas personales.

El primer paso, haz una lista de las personas a las que realmente deseas regalar y toma la decisión de participar solo en esos angelitos navideños donde esas personas se encuentren.

Luego, establece un presupuesto para la compra de los regalos. Toma en cuenta que debe ser una cantidad racional y que no afecte tus demás gastos. Considera, ir ahorrando con tiempo exclusivamente para este fin.

Después que tienes claro cuánto es tu presupuesto, sigue estas recomendaciones:

- Opta por comprar en internet. Un estudio de Mercado Libre revela que los consumidores que compran en internet pueden llegar a ahorrar hasta un 30% durante la Navidad. Esto se debe a que pueden encontrar ofertas de manera más fácil que en las tiendas.

- Regala una experiencia. Quizás la persona a la que le vas a regalar prefiera algo más allá que un artículo material, como un viaje a conocer el interior del país, subir una montaña o pasear en un bote en la playa.

- Considera un DYI. DIY son las siglas de la frase en inglés ‘Do it yourself' (hazlo tú mismo). En internet puedes acceder a un sin fin de tutoriales de regalos creativos que puedes hacer tú mismo y que quizás tendrán un valor emocional mucho más grande que comprar un artículo común.

- Personaliza objetos. En vez de regalar algo costoso y de marca, puedes optar por obsequiar una camiseta económica con el nombre de esa persona. Haz lo mismo con gorras, vasos, llaveros, lapiceros, tazas, toallas, etc. -Aprovecha las ofertas. Compara los precios de un lugar con otro, sé selectivo y presta atención a lo que realmente le conviene a tu bolsillo.

Compartir en: