¿Influye la inteligencia emocional en tus finanzas?
26 diciembre - 2016
Volver atrás
Aprovecha la Navidad para ganar millas

Es un grave error pensar que las finanzas solo tienen que ver con la lógica y la razón, más allá de esto existe una parte aún más importante y poderosa: las emociones.

Para tomar decisiones bien pensadas con el dinero es necesario tener control de las emociones, porque los sentimientos tienen el potencial de convertirse en tus peores enemigos en materia financiera; por lo que es bueno aprender a manejarlos y hacerlos tus aliados.

Veamos a continuación cómo influyen algunas de las principales emociones en tus finanzas:

-La Felicidad
Es normal que mientras te encuentres feliz, te sientas cómodo con tus ingresos y creas que nada tiene el poder de afectar tu situación financiera actual. Es ahí cuando ocurre el peligro, ya que puedes incurrir en multiplicar tus gastos sin pensar en el futuro. Te aconsejamos que en estos momentos tengas presente ahorrar e invertir en tus fondos de emergencia. Así, estarás preparado para otros momentos no tan felices que suelen ser inesperados.

-La Tristeza
Cuando te sientes triste la ansiedad invade tu cuerpo, automáticamente te diriges al centro comercial con el objetivo de ahogar tus penas en las compras. Justo en esos instantes debes recordar que la felicidad no la encuentras en objetos materiales, sino que se trata de una decisión de vida que tienes que adoptar.

-Enojo
Este sentimiento puede llevarte al descontrol total de tus finanzas. Por ira puedes llegar a endeudarte sólo para demostrarle a alguien que tenías la razón, luego sentirás arrepentimiento por lo que hiciste. El enojo te impide pensar con claridad, trata de no tomar decisiones cuando te encuentres en este estado. Espera a calmarte y ver la realidad de las cosas con tus pensamientos en frío.

-Temor
El miedo puede ser tu principal enemigo en lo referente a finanzas. Debes aprender a desprenderte del dinero, saber que es solo un recurso que te facilita la vida, pero que no determina quién eres. Muchas veces te irá bien, pero en otras te puede ir mal; el mundo no se acaba por esto. Dicen que cuando pierdes el miedo a perder, es que comienzas verdaderamente a ganar.

-Celos
Solemos vivir de las apariencias y esto es incorrecto. Deja de lado el impresionar a los demás y sé tú mismo. Tratar de vivir por el que dirán te puede llevar a la quiebra y provocarte un gran vacío no solo en el bolsillo, sino en tu alma.

Compartir en: