Usa los estados de cuenta de tu tarjeta como diario financiero
3 Agosto - 2016
Volver atrás
Usa los estados de cuenta de tu tarjeta como diario financiero

Si nunca lo pensaste de ese modo, entérate: el uso de la tarjeta de crédito puede ayudarte a llevar un control de todas tus compras, de lo que pagaste y cuándo.

Lo mejor es que no tienes que crear este estado, ya que por ley el banco tiene que informar a sus clientes el detalle de las compras y pagos generados por el uso de la tarjeta de crédito emitiendo este recibo, lo que te permite enterarte, casi de forma obligatoria, de cada transacción que hiciste.

Y, aunque no hay un formato específico para todas las instituciones financieras, todos los estados de cuenta tienen la misma información básica y en la actualidad suelen llegar hasta un correo electrónico que le diste a la institución o hasta una dirección física o puedes verlo en la web del banco, y en el caso del Banco Popular, puedes consultarlo directamente en la App Popular.

¿Cómo pueden ayudarte? Además de lo antes dicho, de que el estado de cuenta te permite llevar un registro también pueden servirte para ver las cantidades gastadas para qué la utilizaste, si era una necesidad o un imprevisto, lugares que frecuentaste y los momentos exactos. Justo por eso, pueden ser buenos aliados a la hora de planear el presupuesto del mes que viene, porque ya sabiendo lo que has gastado puedes más o menos predecir lo que podrías gastar en el siguiente mes o un periodo similar. Además de que, pueden ser soporte en caso de tener que hacer alguna reclamación de compra.

Por eso, si pagas la universidad, el recibo de la luz, la gasolina y todos los gastos corrientes que puedas con tu tarjeta de crédito, podrás llevar un mejor control de tus gastos sin mencionar que al aumentar el uso de tu tarjeta de crédito conseguirás más puntos de tu programa de recompensas y mejorarás tu historial crediticio.

Ideas para sacarle provecho a tu tarjeta de crédito

Como ves, si sabes usar tu tarjeta de crédito, pueden tener más beneficios de los que habías creído.

Compartir en: