Consejos de seguridad para compras en centros comerciales o al aire libre

Regresar
 
Públicado en: 8/22/2018
 
 ​​

Ir de compras en centros comerciales repletos de personas o en tiendas situadas en calles altamente transitadas puede hacerte blanco fácil de los delincuentes. Para evitarlo, te compartimos cuatro consejos.

Estaciónate en áreas iluminadas, cercanas, y que tengan un alto tráfico de personas

Aunque la mayoría de los centros comerciales tienen agentes de seguridad asignados a las zonas de parqueos, trata de estacionarte en un área bien iluminada que no esté tan ocupada con carros a su alrededor.

Al terminar las compras y caminar hacia el vehículo, lleva las llaves en las manos, revisa visualmente el perímetro y trata de localizar a un agente o empleado del centro comercial con la mirada y, dependiendo de la cantidad de fundas que lleves, trata de montarte con ellas dentro para poder cerrar las puertas rápidamente, disminuyendo así la posibilidad de que un atacante tenga acceso a ti. 

Antes de montarte al vehículo mira debajo, dentro y alrededor de tu automóvil y, al montarte, no te quedes dentro del carro haciendo cosas, mejor vete inmediatamente. Así que entra, bloquea las puertas, abróchate el cinturón y sal.

Una vez en marcha, asegúrate de que no te están siguiendo desde el centro comercial prestando atención a los vehículos que vienen rodeándote o que están detrás.


1.  Mantente siempre alerta

Camina con la cabeza hacia arriba, los hombros hacia atrás y revisa tu entorno, haciendo que sea más difícil que alguien te sorprenda.

Por otro lado, evita que las conversaciones por teléfono celular, los mensajes de texto o la música escuchada mediante auriculares sea una distracción mientras caminas al interior de la plaza o al vehículo.

En ese sentido, dentro del centro comercial, no camines por pasillos oscuros ni vayas a baños en lugares apartados.  Tampoco dejes un bolso, cartera o billetera dentro de un carrito de compra; pues puedes ser objeto de robo. En la medida de lo posible, cuando vayas de compras, vístete y usa calzado cómodo que te permita moverte rápidamente.


2.  No te sobrecargues con paquetes

Los ladrones siempre buscan a personas que puedan estar distraídas. Por eso, no te sobrecargues con una cantidad de paquetes que no puedas manejar. En caso de hacer grandes compras, usa los carritos.


Cuando estés comprando en comercios ubicados en la calle, reacciona

Si ves a una persona o grupo que sientes que te siguen o te hacen sentir de forma incómoda, mejor cruza la calle, camina en otra dirección o pide a otras personas si puedes caminar una corta distancia con ellos. Igual, camina cerca de la acera, en el medio de la calle y lejos de edificios, árboles y arbustos donde se puedan esconder posibles atacantes.

Si usas el transporte público, mientras lo esperas, mantén la espalda contra una pared o poste de luz. Así, evitarás que puedan sorprenderte por detrás. Si debes llevar un bolso, trata de elegir uno que sea de tiro cruzado para que sea más difícil para los asaltantes.

También te puede interesar
​​​ ​

Compartir en: