Empleados del Popular siembran 4,200 árboles en San José de las Matas

Regresar
 
Kit de prensa
Públicado en: 9/18/2019


Plantas podrán almacenar más de 12 millones de litros de agua al año

San José de las Matas, Santiago de los Caballeros. – Con el objetivo de continuar extendiendo su modelo de banca responsable y seguir reduciendo la huella de carbono, 368 colaboradores del Banco Popular Dominicano, en coordinación con técnicos del Plan Sierra, sembraron 4,200 plantas en la comunidad de los Montones Abajo, en San José de las Matas.

En esta segunda jornada de reforestación realizada este año participaron, además, miembros del Ejército Nacional y residentes de la comunidad.

En conjunto, los voluntarios sembraron un área de 72 tareas con plantas que corresponden a las variedades de pino caribea y occidentalis, caoba criolla, cedro, roble, Juan Primero, penda, guázara y capá.

En su etapa adulta, estos árboles podrán capturar 1.34 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año; retendrán 504 mil kilogramos de suelo y almacenarán más de 12 millones de litros de agua, según los cálculos de los técnicos del Plan Sierra.

Legado para generaciones venideras

La importancia de estas jornadas radica en que el 20% del agua que consumen los hogares y las empresas en la República Dominicana se origina en las cuencas hidrográficas de La Sierra. Además, el 60% de la demanda energética nacional descasa en los 14 ríos y en los embalses y centrales hidroeléctricas existentes en la zona.

En sus palabras hacia los voluntarios, la señora Lissette de Jesús, vicepresidente ejecutiva de Finanzas y Contraloría del Popular, agradeció a los colaboradores por su accionar responsable y resaltó la importancia de las jornadas de reforestación para continuar robusteciendo el pulmón verde que representa La Sierra para el país.

"Este es el mejor legado que podemos dejar a las generaciones venideras y al patrimonio medioambiental de todos. Con su esfuerzo, hoy contribuyen a mitigar los efectos perniciosos del cambio climático", señaló.

Explicó además que "acciones solidarias como esta nos permiten reducir la huella de carbono que produce nuestra actividad y ser también una empresa que apuesta por un modelo económico de bajas emisiones".

El Banco Popular fue certificado recientemente como una Organización Carbono-Neutral, gracias a que compensa la huella de carbono de su actividad con iniciativas como las jornadas de reforestación.

En adición a estas jornadas, realizadas desde hace más de dos décadas, el Popular aporta recursos económicos cada año para la operatividad y sostenimiento del Plan Sierra, el cual está considerado como el proyecto de sostenibilidad medioambiental más importante del país.


 
 

Vicepresidencia Ejecutiva de Relaciones Públicas y Comunicaciones

Grupo Popular, S. A.

 


Compartir en: