Remozamiento de escuela en Navarrete

Regresar
Públicado en: 7/27/2011
El Programa de Reparación de Escuelas Rurales ha impactado positivamente sobre 4,200 estudiantes desde su inicio)

Empleados del Banco Popular Dominicano acometieron labores de acondicionamiento de la Escuela Básica Pontón, en Navarrete, en una nueva jornada de trabajo del Programa de Reparación de Escuelas Rurales (PRER), iniciativa de compromiso social que desde hace casi seis años desarrolla la institución financiera.
La jornada de trabajo, que tuvo lugar el pasado 22 de julio, contó con la ayuda de miembros de la comunidad rural de Pontón, donde unas 400 familias se dedican a la producción agrícola.
El Popular apoya a esta comunidad, a través del PRER, desde 2007.Durante esta jornada, los empleados de la entidad volvieron a pintar el exterior e interior de las instalaciones escolares, construyeron una jardinera y colocaron la señalización de las aulas y de la propia escuela. Estas actividades fueron el culmen de una serie de trabajos realizados durante días previos, en los que se acometió la impermeabilización del tejado, la construcción de un nuevo baño con pozo séptico, la reparación de la verja perimetral, el reforzamiento de las aulas adicionales con nuevas columnas, el nivelado del terreno y acondicionamiento del área del patio de juego. Asimismo, se construyó una escalera de acceso para peatones, se pintaron las puertas y se repararon las ventanas.
A esta escuela rural acuden 219 estudiantes de hasta 4to grado, que reciben formación de un cuerpo docente compuesto por cinco maestros y  una directora escolar.
Al término de la jornada, el Popular entregó a la directora del centro, señora Guillermina Frías, útiles escolares para sus alumnos y una computadora para mejorar el rendimiento de las labores administrativas.
El PRER está presente en la educación de más de 4,200 estudiantes, a través de la reparación y acondicionamiento de 22 escuelas rurales repartidas en gran parte del país. El programa se inició en 2006 con el interés de apoyar a aquellas comunidades escolares rurales de nivel básico y con escasos recursos económicos. Como norma general, suele tratarse de escuelas alejadas de los núcleos urbanos.
El objetivo de este programa, incluido entre las acciones de Responsabilidad Social Empresarial del banco, es favorecer la educación como herramienta clave para el crecimiento y el desarrollo sostenible a largo plazo de las comunidades beneficiadas.
Al mismo tiempo, el PRER se constituye en una plataforma efectiva de voluntariado corporativo y compromiso social, ya que vincula y sensibiliza a los empleados de la organización, que participan activamente de esta iniciativa de Responsabilidad Social de su empresa.
El PRER y el resto de programas de Responsabilidad Social Empresarial del Banco Popular están reseñados dentro del Informe del Pacto Global de las Naciones Unidas, del que esta institución financiera forma parte​

Compartir en: