Qué hacer

antes, durante y después de un huracán

Ubicar los refugios temporales

Almacenar agua potable, en caso de escasez

Realizar las reparaciones necesarias en casa

Limpiar la azotea y corregir obstrucciones en desagües y canales de agua

Determinar un punto de reunión en caso de dispersión

Retirar antenas, parábolas y ramas de árboles sobre la casa

Preparar un botiquín de primeros auxilios

Identificar un lugar para resguardar las mascotas

Adquirir radio y linterna de pilas, así como suficientes baterías

Atiende las instrucciones de la ONAMET y no prestes atención a rumores

Conserva la calma.

Mantente dentro de la habitación más segura que tenga menos ventanas

Al paso del ojo del huracán habrá un momento de calma. No salgas por ningún motivo porque volverán los vientos en dirección contraria con mucha intensidad

En caso de suspenderse el servicio energético, escucha, a través de tu radio de pilas, las instrucciones de la ONAMET

No enciendas velas, usa mejor lámparas de pilas o linternas

No salgas hasta que las autoridades indiquen que terminó el peligro

Sigue las indicaciones de las autoridades de seguridad

Mantente informado sobre las zonas de riesgo

Aléjate de los postes de electricidad, cables y árboles

Deja desconectados el gas y la electricidad hasta certificar que todo está bien

Despeja las áreas con agua estancada para evitar plagas

Revisa toda la casa para identificar áreas vulnerables