Por el bien de tu marca personal, no publiques esto en tus redes sociales
26 de Julio - 2018
Volver atrás
Redes Sociales

Las redes sociales han hecho todo más sencillo pero a la vez también más complejo. Por un lado, se ha vuelto más fácil encontrar información con unos pocos clics pero por el otro esa facilidad permite que otras personas recopilen detalles sobre ti también de forma más fácil . Precisamente por esto, te señalamos algunos comportamientos que deberías evitar en tus cuentas digitales si quieres una huella digital de buena conducta.

No te quejes de tu jefe o trabajo
Aunque tengas días frustrantes, nunca es una buena idea quejarse sobre tu lugar de trabajo en línea. Lo primero es que hacerlo puede traducirse en que muchos de tus amigos desempleados piensen que no eres una persona agradecida y, por otro lado, te hace ver como alguien de personalidad conflictiva que quiere darle un mensaje a su empleador. Además, te resta puntos para futuras recomendaciones laborales.

Deja que las noticias personales las den sus dueños
Sin importar que te sientas feliz por el compromiso de un conocido o la beca de un primo, no seas impertinente al ser la primera persona en anunciar las noticias importantes de otros. Mejor, espera a que sean ellos que griten al mundo ese acontecimiento de felicidad.

Evita dime y diretes, chismes o ataques personales
Los chismes nunca son una buena idea, pero es una idea aún peor publicarlos en Instagram o Facebook. Aunque sientas que tus redes sociales te dan la potestad de sentirte en confianza para escribir tus problemas con otras personas dice un dicho que “lo que dice Pedro de Juan, dice más de Pedro que de Juan”. Es por esto que ventilar este tipo de situaciones puede dar la percepción de que eres una persona poco productiva y de pésimas relaciones interpersonales.

Cuidado con sacar provecho de una tragedia
Mantén los mensajes con los mejores deseos de buena voluntad y condolencias o simplemente evita hablar de tragedias pues un mal juicio de algo que ha movido los sentimientos de todos puede generar una sensibilidad en los demás que reaccionarán de una forma defensiva frente a cualquier opinión que entiendan sea desatinada.

Escribir con errores de ortografía y gramática
Para muchos, en redes sociales es desagradable ver un contenido que tiene una ortografía deficiente. El buen uso del lenguaje refleja tu nivel de educación, formación académica y el esfuerzo que has puesto en tu superación profesional.

Conversaciones personales de WhatsApp
La conversación que tienes con tus amigos, para ellos, siempre es confidencial. No uses ninguna de estas conversaciones para publicarlas en tus redes ya que para muchas personas es un acto de deslealtad. Estos podrían entender que así como la publicaste sin su consentimiento, eres capaz de hacer capturas de pantallas y compartirlas en otro momento.

Publicar contenido “fuerte” o desenfrenado
Esto hasta las propias plataformas digitales lo prohíben: publicar contenido que incite al odio, a la violencia, que sea pornográfico, en fin, nada que hiera la sensibilidad de las personas o motive a un mal comportamiento colectivo. Tampoco te dejes llevar por la tendencia actual de ser exhibicionista mostrándote bebiendo alcohol de forma excesiva o tu cuerpo desnudo. Recuerda que ahora todo se viraliza y que tener 5 minutos de fama hoy, puede afectarte mañana

Dar detalles de tu relación amorosa o comportamiento posesivo
Suena directo y triste decirlo, pero recuerda que tus redes sociales no son un centro de terapia. Cierto es que un día puedes publicar una foto de aniversario o del apoyo que alguien te ha dado, pero evita caer en el error de ventilar discusiones, solamente hablar de cada cosa que haces junto a esta persona y que todas tus fotos sean solamente con él o ella. Hacerlo, señala que tienes un comportamiento posesivo, que tu mundo solo gira en torno a esa relación o que no eres una persona interesante por sí misma. Trata de variar tu tipo de fotos y publicaciones integrando paisajes, imágenes tuyas individuales, entre grupos, etc.

Como ves, hay que tener cuidado con lo que se publica. Si no tienes seguridad si lo que vas a compartir es bueno o malo para construir una buena imagen sobre ti, antes de hacerlo hazte algunas preguntas como: ¿esta publicación es valiosa para mis amigos o familiares?, ¿contribuye a mi misión en la vida?, ¿me ofrecerían un trabajo si ven este comportamiento? háztelas, y evitarás ser ente de contenido desatinado.

Compartir en: