Chat
Tres realidades de un youtuber antes de ganar dinero
17 de Mayo - 2018
Volver atrás
mujer ecribiendo

Ser youtuber parece atractivo: ganas dinero por transmitir cosas divertidas, conoces a muchas personas y muchas de ellas quieren seguirte, te pagan por promocionar productos y hasta puedes obtener viajes gratuitos. A simple vista, esto parece un sueño; pero convertirse en un youtuber profesional, requiere esmero y hay muchas realidades que quienes se dedican a este oficio deben de enfrentar. ¿Cuáles son y cómo vencerlas? Aquí te las decimos.

Percepción: “Ganaré millones de pesos”. Realidad dura número 1: no necesariamente.

Razón: a menos que tus vídeos reciban millones de visitas en un corto periodo de tiempo y se hagan virales, esto no es del todo verdad. Solo como una referencia, por cada millón de reproducciones ganas alrededor de US$ 1,000 dólares.

Solución: elabora contenido diferenciado, con calidad y para divertirte. Cuando te diviertas eso se notará y poco a poco irás ganando suscriptores hasta lograr tener las vistas necesarias para empezar a ganar dinero. Eso sí, una vez empieces a tener ingresos, por pocos que sean, ahórralos en la Cuenta Digital Libre Popular. ¿Por qué? Porque es libre de comisiones, lo que permitirá que no tengas que incurrir en costos de mantenimiento.

Percepción: “Con un buen video obtendré muchos suscriptores”. Realidad dura número 2: nadie lo sabe.

Razón: si bien es cierto que la calidad atrae a las personas pero, en esto, no hay una fórmula ni ciencia exacta que lo asegure. Es más, para que tengas una idea, la mayoría de los youtubers que son famosos hoy día han estado haciendo vídeos durante al menos cinco años. Lo que significa que realmente nadie sabe lo que te puede deparar el futuro aún hagas muy buen contenido.

Solución: sé constante. Tal vez un buen vídeo no te asegure el éxito, pero dice un proverbio que “El modo de dar una vez en el clavo es dar cien veces en la herradura”. ¿Has escuchado: “perseverar hasta que lo logres”? Si quieres ser un youtuber a tiempo completo, debes empezar a actuar como tal. Necesitarás publicar de dos a tres veces por semana. Es decir, necesitarás publicar regularmente.



Percepción: “Tendré fama”. Realidad dura número 3: puede que sí, como puede que no.

Razón: Youtube es el segundo buscador más popular después de Google, lo que traduce que si publicas un vídeo sobre un tema, puedes que tengas muchas vistas, pero no específicamente que las personas que visiten se conviertan en tus fans. Simplemente pueden ser visitas ocasionales, no constantes. Es tanto el material audiovisual que la gente consume día a día, que para que tu cara empiece a ser recordada tienes que trabajar duro.

Solución: toma este reto como un proyecto de liberación personal en donde simplemente compartirás tu talento. De esta forma, serás tan natural que harás empatía con la gente. Finalmente, es esa misma gente que comenzará a buscar tu contenido y la que te hará -contándoles a otros sobre tu canal- ser popular.


Con estos consejos, pretendemos orientarte y apegarte a la realidad, para que puedas prepararte y empoderarte hasta que tu sueño de ser un youtuber sea una realidad.